Biología

Shinrin-Yoku: la práctica japonesa de los baños de bosque

Shinrin-Yoku: la práctica japonesa de los baños de bosque


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Pasar tiempo en los bosques no es una idea nueva. El hombre siempre ha dedicado tiempo a contemplar la gloria de los árboles: sus sombras, su majestuoso silencio, su inmensa presencia. Más allá del metafórico baño de árboles, está la práctica emergente del baño de bosque.

Originario de Japón, el baño de bosque es la práctica de pasar tiempo en el bosque para obtener beneficios para la salud. El nombre japonés para los baños de bosque es shinrin-yoku. La investigación de Shinrin-yoku indica que los fitómidos, los productos químicos emitidos por los árboles, son extremadamente beneficiosos para la salud humana cuando se inhalan. Si bien los baños de bosque pueden parecer lo último de una larga lista de tendencias de la “nueva era” que prometen una mejor salud, las investigaciones han demostrado que sus efectos son poderosos y duraderos.

Investigación de Shinrin-yoku

El Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca de Japón creó el término shinrin-yoku y comenzó a promover la práctica en la década de 1980. Este esfuerzo fue una reacción del gobierno a los males de la modernidad. La gente trabajaba en exceso, las ciudades estaban superpobladas y los ciudadanos japoneses comenzaban a tener respuestas físicas y mentales negativas a la nueva realidad de la urbanización. La cultura japonesa está llena de prácticas, como la meditación y el zen, que demuestran el valor de la atención plena. El gobierno japonés luchó por mantener sus valores culturales de apreciar el momento, ya que una nueva cultura de trabajo amenazaba con alterar el equilibrio social.

RELACIONADO: DOS HORAS A LA SEMANA EN LA NATURALEZA CRÍTICAS PARA UNA MEJOR SALUD

Como la población necesitaba mucho recursos para relajarse, el shinrin-yoku, o el baño del bosque en inglés, tuvo una popularidad inmediata. El concepto de dar un paseo por el bosque para respirar aire fresco está lejos de ser una idea novedosa, pero nombrarlo como un ejercicio de atención plena y vida saludable alentó a las personas a hacer precisamente eso.

A medida que la gente acudía en masa a la multitud de bosques japoneses, tomando aire fresco y la quietud, comenzaron a surgir informes de una mejor salud. La incidencia de una mejor salud física y mental fue tan alta que se realizaron varios estudios sobre la eficacia del shinrin-yoku. Un estudio analizó las medidas de salud de las personas después del tiempo pasado en la ciudad, en comparación con su salud después del tiempo pasado en el bosque. La investigación de shinrin-yoku mostró que el tiempo que se pasa en el bosque tiene varios impactos positivos observables en la salud de las personas que pasan tiempo en entornos forestales en contraposición a entornos urbanos.

Beneficios de la salud

Después de demostrar que el tiempo pasado en los bosques produjo mejoras inmediatas en la salud, los científicos comenzaron a centrarse en exactamente cómo los baños en el bosque mejoran la salud humana. Los beneficios son numerosos y duraderos. La investigación sobre los baños de bosque muestra que la función inmunológica, la sensibilidad neurológica, la frecuencia cardíaca, la presión arterial y el estado de ánimo mejoran al pasar tiempo en el bosque.

Los estudios también muestran que los baños de bosque reducen los niveles de cortisol. El cortisol es una hormona liberada para ayudar al cuerpo y la mente a responder al estrés o al peligro. Cuando esta hormona se secreta en exceso, puede provocar inflamación en el cuerpo y efectos no deseados como la acumulación de grasa abdominal.

Los baños de bosque también aumentan la cantidad y función de las células asesinas naturales. Las células asesinas naturales funcionan en el sistema inmunológico como asesinos de virus y cáncer. El aumento de la función y la presencia de células asesinas naturales da lugar a la teoría de que los baños de bosque pueden ser un paso importante en la prevención o el tratamiento del cáncer. La capacidad del tiempo que pasamos en el bosque para protegernos de las infecciones virales o la formación de tumores y al mismo tiempo reducir el estrés hace que esta actividad sea una parte importante de la medicina preventiva. Las características beneficiosas para la salud de los baños forestales se pueden atribuir a las sustancias emitidas por los árboles: los fitómidos. Los árboles emiten fitoncidas al aire y las personas los inhalan.

Phytoncides y como funcionan

Los fitómidos son sustancias emitidas por árboles y plantas para matar insectos y bacterias potencialmente dañinos. Cuando las personas inhalan fitoncidas, los resultados son casi inmediatos. El cuerpo comienza a funcionar de manera más equilibrada, regulando sus funciones y cambiando la forma en que se protege contra virus, bacterias y cáncer.

Estos efectos pueden durar entre siete días y un mes después de haber pasado unas horas o un par de días bañándose en el bosque. Los estudios sobre fitoncidas y salud humana son numerosos y concluyentes. El aroma esencial del bosque tiene propiedades curativas.

Cómo hacer un baño en el bosque

Dado que la ciencia está ahí para demostrar que los baños en el bosque mejoran la salud física y mental, es posible que le interese probarlo usted mismo. Estos son los conceptos básicos:

  1. Bañarse en el bosque significa pasar tiempo tomando el aire del bosque, en un estado consciente.
  2. Algunas personas encuentran que sentarse en el bosque, sin zapatos, es una forma pacífica de disfrutar del shinrin-yoku.
  3. Practica la respiración profunda; los beneficios de los baños de bosque se deben en gran medida a la inhalación de fitoncidas. ¡Intenta aprovecharlo al máximo!
  4. Reduzca la velocidad: disfrutar de las vistas, los olores y los sonidos del bosque le permitirá relajarse y aprovechar al máximo la experiencia de curación.
  5. Deje atrás su tecnología y sus preocupaciones: la atención plena requiere la ausencia de distracciones. Apague su teléfono o, si la seguridad lo permite, déjelo atrás. También siéntase libre de dejar atrás las preocupaciones sobre el trabajo, la familia, las noticias mundiales y cosas por el estilo.
  6. Active su sentido del tacto, recoja hojas, toque árboles, clave los dedos de los pies en la tierra.
  7. Reserve suficiente tiempo, los beneficios de los baños de bosque están en proporción directa con la cantidad de tiempo que se dedica a hacerlo. Trate de no apresurar la experiencia.
  8. Hágalo con regularidad, los hábitos saludables requieren consistencia. Haga que el baño en el bosque sea parte de su rutina tanto como el tiempo lo permita.
  9. Tenga cuidado: practicar la atención plena requiere concentrarse en el momento, pero planifique su baño con cuidado. No abandone las precauciones habituales bajo ninguna circunstancia.
  10. No lo pienses demasiado. Mucha gente está acudiendo en masa a los bosques debido a los beneficios para la salud antes mencionados y la moda general de los baños en el bosque. Incluso hay experiencias guiadas de baños en el bosque. Elija lo que funcione, pero trate de no convertirlo en una producción.
  11. Que te diviertas. No te tomes demasiado en serio ni pases demasiado tiempo eligiendo tus pantalones de yoga o tus zapatos para caminar. Sólo disfrútalo.


Ver el vídeo: 16 de junio - Los Baños de Bosque - Alex Gesse y Claudio Vásquez (Noviembre 2022).